Los Dos Espíritus – Pastor Ruddy Gracia

Lucas 7:36-50

Lucas 7:36 relata la historia del  fariseo que había invitado a Jesús a su casa, pero una vez teniendo al Maestro allí no le honraba como merecía el hijo de Dios. Y del mismo modo en nuestros días muchos tenemos a Jesús en nuestro corazón, pero no le damos el lugar que merece en nuestras vidas.

Esta mujer, quien derramó su perfume, lo más valioso que tenía ante los pies de Cristo nos dio una gran lección, de cómo debemos rendir nuestros recursos, nuestro tiempo y nuestras primicias en gratitud y reverencia ante nuestro Redentor.

Comenzaremos a ver lo sobrenatural de Dios cuando estemos dispuestos a entregarle por completo, y sin reservas nuestras vidas como el mayor acto de adoración personal al Rey de reyes y Señor de señores.